María Isabel Flores

Paralelo 41 Sur

Columna de María Isabel Flores (La Peka), perodista

Me desmembré de la Región de Los Lagos y me embarqué hacia el Pacífico… en la misma latitud me encuentro pero a 16 horas de diferencia, mi día comienza antes,  y esa es una comparación de las muchas que buscaré hacer en esta columna para el Ajitador.cl.


Acá donde hoy vivo, el clima es similar al sur de Chile, pero hay más sol y si bien hay muchos helechos y flora que compartimos, la fauna nativa es muy distinta, no así la introducida. La lechería y la crianza de corderos, la llevan a ser una nación líder a nivel mundial y también se ha encaminado exitosamente la producción salmonera. 


Si bien las comparaciones suelen ser odiosas, en especial cuando no somos los mejores del curso, éstas pueden ayudarnos, si buscamos a través de ellas, como aprender, más que solo (ad)mirar lo que sucede en el entorno, al final todos igual  vemos como crece el pasto del vecino.  


Me voy a concentrar en el tema laboral y de los sueldos, los neozelandeses o kiwis no conmemoran el 1 de mayo,  el Día del Trabajo, al parecer esa fecha está más bien ligada al socialismo que al mundo occidental, desde donde se perfila este exitoso país. 


Ahora no es un tema de gran debate ya que las personas que dependen de un salario tienen un sueldo mínimo que supera el millón de pesos de Chile y que te permite vivir bien, aunque el tema de vivienda es muy complicado con arriendos caros y de elevados pagos en los pies y dividendos bancarios, teniendo este ítem un alto impacto en los gastos de una familia promedio, ya que fácilmente una vivienda promedio te cuesta casi el mismo valor que tu sueldo mensual en la clase obrera, 


El Covid 19 ha venido a Nueva Zelanda, pero se ha encontrado con el liderazgo de una mujer joven, miembro del partido laboral, una especie de centro izquierda de este país, que se enfrentó a la pandemia con medidas drásticas, cerrando el país y permitiendo solo el movimiento y la logística de trabajos esenciales para sobrellevar la crisis sanitaria. 


Con un lenguaje cercano y mucha empatía fue explicando en línea las medidas que se fueron tomando en este país donde se organizó el aislamiento en tres ejes: encierro, contacto solo con tu burbuja familiar y los cluster o grupos de trabajo o cluster de personas que se contagiaron y a los que se les fue siguiendo la trazabilidad. 


Se protegió desde lo laboral a los trabajadores con una subvención estatal que contemplaba el 80% del sueldo para que te quedaras en tu casa si no podías trabajar vía on line y no eras de los llamados “puestos esenciales” donde estaban salud, alimentación y logística. 


Este beneficio se entregó vía empleador, el que podía ser revisado en línea por cada trabajador, para evitar ciertos comportamientos poco éticos que pudiesen darse donde el dinero no llegase hacia quien estaba dirigido. 
Hace una semana se avanzó desde el nivel 4 al nivel 3, volviendo a trabajar todos aquellos trabajadores que no pertenecían al cluster  de trabajos esenciales y cuyo trabajo no puede realizarse on line. El comercio y la atención de público que no sea a través de delivery permanece cerrado, a excepción de los supermercados y farmacias. 


Se permite salir sin necesidad de mascarilla ni salvoconducto siempre que te mantengas con tu burbuja es decir solo con tu grupo familiar, si decides faltar a estas normas el control social se ejerce de inmediato porque existe una página en línea para denunciar a los que no cumplen,   Así lo supo el ministro de salud que fue denostado públicamente por salir con su familia a la playa y degradado de sus funciones, no así de su cargo, por las necesidades de la misma pandemia.  La policía no se pierde en esto y colabora con respeto hacia el ciudadano y en especial cuidando el bien común. 


En tema de sueldos de parlamentarios tan de boga en Chile,  acá no es tan diferente, son sueldos altos, pero Jacinda Ardern los ha congelado hace dos años por ser demasiados elevados frente a otros salarios del sector público, la primera ministra gana aproximadamente unos 20 millones de pesos mensuales, su gabinete gana un poco más que la mitad que ella y el resto de los parlamentarios sin una cartera o ministerio de gobierno, unos seis millones y medio, teniendo claro que hablamos de un país rico, donde el sueldo mínimo jamás se sitúa en el abismo de la desigualdad de Chile, acá sin grandes anuncios, ni debates en el parlamento, tan usados allá y ojalá con mucha prensa, la primera ministra de Nueva Zelanda, tomó al inicio de la pandemia de Covid 19 una medida ejecutiva y  eficiente, bajarse el 20% del sueldo de ella y su gabinete y protegiendo a los empleados del Estado y a los trabajadores dependientes, apoyando a las empresas que los mantienen con un sueldo.


Yo sé que las comparaciones son odiosas, pero logro entender por qué el 1 de mayo no sea tema relevante en este país. 


Tal vez occidente puede considerarlo como un feriado ‘rojo’ con fríos recuerdos soviéticos… pero hoy se jactan de tener buenas condiciones laborales, sueldos justos, descanso, vacaciones, seguridad y protección legal, etc.


En fin, los  avances  y méritos logrados por occidente  en los países democráticos, claramente no  cayeron del cielo, ni  milagrosamente de un día  para otro a las élites y los empleadores les bajaron la pena y la bondad, decidiendo otorgar beneficios. 


Es bueno pensar que hay caminos por recorrer, no olvidando a quienes pavimentaron la calle y observando  a otros cómo  se hace para llegar a la meta de manera inclusiva.

4