castro

Confusa acusación por Violencia Sexual en Castro

La victima de los hechos indicó que habría sido violada por 8 hombres en el sector de Ten-Ten, en la comuna de Castro. Tras primeras pericias policiales, se pudo determinar las inconsistencias del relato de la mujer.

Si bien, como pregona el lugar común: la realidad supera la ficción, hay muchos sucesos que lejos de crear una estela de sarcasmo o irreverencia -por lo anecdótico que pudieran resultar -, dejan una leve sensación de interrogación. No saber si este tipo de cosas son capaces de hacerse reales.

La historia que fue mutando

Lo que en un minuto pareció remecer a la prensa. Una acción “dantesca” -si estuviéramos en un medio amarillista- se transformó en casi una molestia para los representantes de la ley. Como lo es el cuerpo de policías de la PDI.

Sin tratar de sesgar la información y limitándome a narrar los hechos, lo que comentaré es bastante inusual, por no decir bizarro.

Castro fue el escenario de esta historia. Carabineros de Chile recibió una denuncia, que indicaba que el sábado pasado, una mujer mayor de edad, había sido detenida por un grupo de entre 8 a 10 hombres en el sector de Ten-Ten. Este grupo habría abusado sexualmente de ella.

Ante esta situación, el Ministerio Público instruyó que la Brigada de Delitos Sexuales de Ancud realizara las investigaciones pertinentes, y así esclarecer los hechos relatados por la mujer, oriunda de Castro.

No era na’

Luego de las primeras indagatorias, el subprefecto de la policía de investigaciones, Emilio Massu Morales, indicó que la víctima no logró ser consistente en sus declaraciones. Por lo que se descartó a veracidad de su relato.

“Sobre la base del proceso investigativo, tras contrastar las declaraciones y debido a las inconsistencias de las mismas, se solicitó una nueva orden de investigar por parte del Ministerio Público, la cual determinó que lo señalado por la víctima no eran correspondientes, explico Massu.

Ante esta confirmación, el subprefecto de la PDI comentó que se realizaron una serie de peritajes. Se incluía de carácter sexológico, entrevista a testigos, los que habrían visto a la mujer, entre otros.

“Luego de escuchar las declaraciones de los testigos pudimos ver que esta mujer fue vista en un lugar distinto a lo que ella señalo. Por lo que comprobamos no había veracidad en los hechos”.

“Esto implica que se descartan los hechos que señalaban que habría sido atacado por este grupo de hombres”, ratificó Emilio Massu.

Algún tipo de alteración

Se consultó la posibilidad de que la mujer pueda sufrir de algún trastorno sicológico o haya estado bajo los efectos de alguna sustancia. A la interrogante el subprefecto señaló que, en primera instancia, ellos como policías deben prestar apoyo a quien lo requiera. Por lo mismo no se dudó del testimonio dado por la mujer.

“Debido a la ´expertis´ de una policía investigadora, no se tardó mucho en dilucidar que las declaraciones no concordaban. Pero ante la posibilidad de que esto se deba a algún problema sicológico, no me corresponde referirme al tema”, apuntó Massu.

Acusación

Luego que la víctima declarara su versión de los hechos al personal de la PDI, efectuó una acusación al instituto de Derechos Humanos. En ella daba cuenta de un mal actuar por parte de uno de los funcionarios de la BRISEX, durante el proceso de toma de declaraciones.

En esta materia, el subprefecto Emilio Massu señaló que se está realizando una investigación interna para dar cuenta si son reales o no las acusaciones.

La persona, tendrá que ser convocada por parte del Ministerio Público, quien evaluará el curso de las acciones a seguir”, finalizó Massu Morales.

Redacción: Daniel Carrasco

Etiquetas: