file_20210607120539

Luego de las manifestaciones realizadas por familiares de internos, se retomaron las visitas en el recinto penitenciario de alto bonito, tras un año y medio

  • Todas las cárceles de Chile están con visitas, incluso la de Castro. Esta es la única que no se pueden realizar; llevamos cerca de un año y medio en que no podemos saber cómo están nuestros familiares. Otro problema es el tema de las encomiendas, donde a veces llegan, otras no. Ha pasado que se da vuelta el shampoo y tienen que comer sus cosas así”, detalló una entrevistada anónima.

Una manifestación pacífica realizó un grupo de familiares de reclusos del recinto penitenciario Alto Bonito. Esto tras la nula posibilidad que han tenido, a lo largo de la pandemia, de poder recibir visitas.

Una de las afectadas, y que no quiso entregar su nombre, por miedo a represalias, contó que ya va poco más de un año y medio en que no pueden ver a sus familiares. Se siente preocupación, ya que los alimentos que ingresan al penal, no llegan en buenas condiciones.

Alegan que en otros recintos penitenciarios, los internos ya pueden recibir visitas, lo que no ha sucedido en Puerto Montt.

“Todas las cárceles de Chile están con visitas, incluso la de Castro. Esta es la única que no se pueden realizar; llevamos cerca de un año y medio en que no podemos saber cómo están nuestros familiares. Otro problema es el tema de las encomiendas, donde a veces llegan, otras no. Ha pasado que se da vuelta el shampoo y tienen que comer sus cosas así”, detalló la entrevistada

Junto con esto señaló que no entienden porque existen aún tantas restricciones, si la gran mayoría de los internos ya se encuentran vacunados con las dos dosis.

“Yo creo que es un derecho que ellos tienen de que podamos ir a verlos. Además ellos están todos vacunados, y tienen primera y segunda dosis, por lo que no sé porque se espera tanto. Hemos pedido audiencias para plantear esta situación, pero no se ha podido encontrar una solución. Nos dicen que no todos están vacunados, pero eso es porque todos los días llega gente nueva”, explicó la mujer.

La entrevistada comentó que en diciembre del año pasado, algunos reclusos pudieron recibir visitas, pero que gendarmería había privilegiado los módulos de conducta, por lo que no todos los internos pudieron ver a sus familias.

GENDARMERIA

El Director regional, coronel Pedro Villarroel Camilo, y jefa de unidad del Complejo Penitenciario de Puerto Montt, teniente  coronel Maryorieht Castilla Venegas, se reunieron con los voceros de los familiares y escucharon atentamente sus solicitudes

En la ocasión se les informó que la visita presencial se reanudará en un plazo máximo de dos semanas. Esto siempre y cuando la comuna de Puerto Montt no retroceda a cuarentena

Pedro Villarroel, director regional de gendarmería señaló que no podrán ingresar menores de edad, lactantes, mujeres embarazadas, adultos mayores ni enfermos crónicos. Junto con esto mencionó que este requerimiento ya se había solicitado a las autoridades del recinto, por lo que se estaba evaluando como llevarlo a cabo.

“Esto era una tarea que habíamos conversado con el alcaide, por lo que se estaba estimando retornar al régimen de visitas, pero que debido a que hubo algunos contagios, propiciados por las propias visitas, contagiando un módulo, por lo que se tuvo que suspender”, acotó el director

En respuesta a lo indicado por los familiares, quienes adujeron que toda la población penal estaban vacunados, el director regional señaló que sólo el 80% ha podido ser inoculado. “Independiente de eso, hemos decidido retomar las visitas, pero con los resguardos necesarios, enfocado en los aforos, el distanciamiento social. Es por eso que conversamos con quienes vinieron, para que sean respetadas las medidas y protocolos sanitarios”.

Villarroel explicó que dentro de la Cárcel no existen focos de contagio, por lo que cualquier tipo de brote, se debe a que pudo ingresar alguien de afuera infectado con COVID 19, por lo que le solicitaron a los familiares respetar todas las medidas y protocolos sanitarios, para que las visitas puedan mantenerse activas.

Por: Daniel Carrasco