WhatsApp Image 2021-06-07 at 16.45.31 (1)

Vecinos de Costa Tenglo Bajo acusaron a Seremi de Salud y Autoridad Marítima, de no presentarse a la reunión convocada para el viernes pasado por temas de contaminación en el sector.

  • “Qué clase de autoridades tenemos. No son capaces de atender las necesidades de los ciudadanos. El ruido aquí es constante”, cuestionó Elva Torrealba, vecina del sector, en representación de la junta vecinal.
  • “Nosotros no somos los que otorgamos las concesiones marítimas, es la armada la que lo hace, y ellos no se han hecho presente. Junto con esto, el tema de la limpieza, que debe ser supervisada por la autoridad marítima y ejecutada por las empresas que usufrutuan estos espacios, lo cual tampoco se realiza. Además, se cataloga a este tipo de empresas como inofensivas, lo que es catalogado por el ministerio de salud. Hemos podido evidenciar el material particulado en el ambiente, y donde hay registro de niños y adultos que han presentado problemas respiratorios crónicos, producto de estos polvos en suspensión”, argumentó Pablo Triviño, jefe del Departamento de Medio Ambiente de la municipalidad

Una compleja situación viven los vecinos de Villa Marina y población El Progreso, ambas emplazadas en el sector de Anahuac, quienes ya se cansaron de pedirle a las autoridades que atiendan sus problemáticas con los ruidos molestos y la contaminación del lecho marino, que ha sido provocado por el trabajo realizado por los astilleros que funcionan en el lugar.

Hace un tiempo atrás, se publicó en este medio de comunicación un artículo referente a esta situación, donde los propios representantes del sector evidenciaron la contaminación acústica que deben soportar día tras día, las que son producidas por el constante trabajo de las galleteras que se ocupan para cortar los fierros en estos astilleros.

Junto con eso, se detalló también que el material particulado, producido por la utilización de estas máquinas, además del constante “areneo” que se le realiza a las embarcaciones (Limpieza de óxido), ha provocado enfermedades respiratorias crónicas, tanto en los adultos mayores, como en los niños que viven en esta población de la capital regional.

INVITACIÓN

En este aspecto, y por la poca preocupación de las autoridades correspondientes, representantes de las dos juntas vecinales, convocaron a distintas autoridades, tanto de la seremi de salud, como autoridad marítima, representantes del gobierno regional y municipio.

Por lo que pudimos observar, sólo llegaron los representantes del departamento de medio ambiente, quienes escucharon las reclamaciones de la comunidad.

En el lugar, Elva Torrealba, vicepresidente del comité de trabajo de Villa Marina, mostró su molestia, ya que nuevamente las autoridades locales no se hicieron presentes, para escuchar las problemáticas que viven en el sector, debido a los ruidos molestos.

“Iban a venir a ver los problemas que tenemos con los astilleros. Pero otra vez no llegaron, ni el ministerio de salud, ni la armada. Y resulta que es de suma importancia que ellos se hagan presente, ya que por una parte, es el ministerio de salud quien tiene que hacer el análisis de lo que está sucediendo”, explicó Torrealba.

INFORME PREVIO

La vecina del sector de Villa Marina señaló que el ministerio de salud, se presentó en una oportunidad para evaluar el impacto que tenía el ruido producido por los astilleros, pero, como lo dijo la representante, llegaron en un horario donde estaba de colación.

“Vinieron a las 12 del día, hora en que los trabajadores de los astilleros se van a sus horas de colación, por lo que emitieron un informe, donde decían que no existían ningún tipo de contaminación en el sector. Nosotros vivimos todos los días esta situación, el ruido es insoportable, cuando cortan fierro, el uso de las galleteras, incluso en la casa que está al lado del astillero, intentamos conversar, pero era imposible”, detalló la vecina.

Elva Torrealba comentó que no se explica cómo las autoridades no son capaces de poner en su agenda las problemáticas de la comunidad. “Qué clase de autoridades tenemos, que no son capaces de atender las necesidades de los ciudadanos, donde el ruido aquí es constante”, cuestionó Elva Torrealba.

La vicepresidente del comité de trabajo de Villa Marina detalló que el trabajo realizado por los astilleros inicia a las 8 de la mañana hasta las 6 de la tarde, por lo que el ruido constante, no les permite llevar una vida normal, y ha producido una serie de problemas de salud, tanto física como mental.

PONIENDO LA CARA

Pablo Triviño, jefe del Departamento de Medio Ambiente de la Municipalidad de Puerto Montt señaló que son ellos los que constantemente tienen que estar poniendo la cara con los vecinos, en situaciones que no les corresponde.

“Nosotros no somos los que otorgamos las concesiones marítimas, es la armada la que lo hace, y ellos no se han hecho presente. Junto con esto, el tema de la limpieza, que debe ser supervisada por la autoridad marítima y ejecutada por las empresas que usufrutuan estos espacios, lo cual tampoco se realiza. Además, se cataloga a este tipo de empresas como inofensivas, lo que es catalogado por el ministerio de salud. Hemos podido evidenciar el material particulado en el ambiente, y donde hay registro de niños y adultos que han presentado problemas respiratorios crónicos, producto de estos polvos en suspensión”, argumentó Triviño.

En este sentido, el representante del municipio señaló que es el propio ministerio de salud el que debe supervisar y supervigilar este tipo de situaciones, pero que a la luz de los acontecimientos, no se ha realizado, ya que no llegaron a la reunión. “Esto se ve también en el lecho marino. Yo invito a las autoridades a que se coman un chorito extraído de esta parte de la ciudad. Lo que no harán. Tú le pasas la mano, o el dedo a las plantas que están en los patios de estas casas y te vas a dar cuenta que todos tienen un polvillo, producto del trabajo de los astilleros”.

Triviño comentó que el municipio y el propio alcalde, ha oficiado tanto a la seremi de salud, como a la propia armada, acerca de esta situación, lo cual no ha tenido ningún tipo de respuesta.

El encargado de medio ambiente municipal finalizó comentando que desde el municipio se está solicitando, en el ante proyecto del plano regulador, que se saque este tipo de empresas de sectores residenciales, ya que su clasificación como inofensivas, no es tal, ya que se ha demostrado el impacto que provoca, tanto en la comunidad como en el medio ambiente.

Por: Daniel Carrasco